Los colegas de la Prague Media School nos cuentan todo lo que hay que saber sobre los filtros de RA: por qué hacerlos, qué son y cómo promoverlos.

Las máscaras de realidad aumentada (filtros de RA) se pusieron por primera vez a disposición de los usuarios en la aplicación china Snapchat en 2015. Aparecieron en Instagram en 2018, pero la verdadera revolución comenzó cuando, en 2019, la compañía presentó un software especial llamado SparkAR, a través del cual cualquiera puede probar su mano como desarrollador, para crear y distribuir en Instagram una máscara de su propio diseño. 

Todo comenzó con filtros estándar que sólo funcionaban en la cámara frontal, permitiendo cambiar el fondo de los selfies y permitiendo añadir elementos varios como un labio leporino y orejas; pero recientemente los usuarios han podido añadir objetos virtuales y hacer cambios en el espacio mientras se toman fotos con la cámara normal (trasera). 

¿Para qué hacer filtros de RA?

  • Vistas y reconocimiento: la gente utiliza activamente las máscaras y graba historias con ellas, y esas historias gustan especialmente al algoritmo de Instagram
  • Cuando se utiliza una máscara, aparece un enlace a la cuenta del creador junto al nombre de la máscara. Esto significa que las publicaciones de cualquier persona con su máscara se convertirán en publicidad para su cuenta.
  • Si aciertas con el tema y el público de tu máscara, puedes conseguir nuevos suscriptores con un coste mínimo, o nulo si eres capaz de hacer la máscara tú mismo 
  • Los filtros de RA son una gran herramienta para llamar la atención sobre los problemas sociales

Marcas

Las principales marcas y las grandes empresas están utilizando activamente la RA como herramienta para crear publicidad gratuita, instantánea y personalizada. Con la ayuda de la RA, las compañías ofrecen a los usuarios la posibilidad de elegir un modelo adecuado de gafas (por ejemplo, el filtro de renos de Ray Ban), un sombrero, un tono de pintalabios, o para ver cómo quedará tal o cual objeto interior en el hogar. La RA permite promocionar eventos, gestionar la reputación e incluso crear productos independientes basados en la tecnología. Por ejemplo, la marca escandinava “Carlings” presentó un producto dedicado al problema de la moda rápida. La idea es que por 44 dólares tienes una camiseta blanca lisa y acceso a una comunidad cerrada de Instagram con un montón de filtros de RA que se pueden proyectar virtualmente sobre ella. La mayoría de los diseños que se ofrecen están relacionados con la agenda medioambiental, y la marca dona el 20% de los beneficios a diversas ONG.

Activistas y ONGs

La historia de la marca Carlings gira en torno a las ventas, pero los filtros de RA no sólo son utilizados por las grandes marcas, sino también por los activistas sociales y las ONG. Los ejemplos más destacados de este tipo de filtros aparecieron en Instagram en 2020 a raíz del activismo del movimiento Black Lives Matter, tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco. Toni Adeyemi, de 23 años, graduada de la Universidad de Stanford, ideó y creó el filtro «BLM – Dona ahora». Toni partió de la base de que una larga lista de fundaciones puede desorientar a la gente  que quiere donar y apoyar un movimiento (¿qué elegir?), y decidió crear un filtro que selecciona aleatoriamente por ti una de 10 organizaciones verificadas. A las 48 horas del lanzamiento, varias celebridades con millones de suscriptores habían enviado donaciones utilizando el filtro «BLM – Dona ahora» y lo hicieron increíblemente popular. 

Otro ejemplo tiene que ver con el deseo de mantener el impulso de Black Lives Matter después de que las protestas terminen. La comunidad The Conversationalist distribuye el filtro «Actúa», un concurso con preguntas que mantiene activo el debate público en las redes sociales. 

Diseñadores y artistas

Para los diseñadores y artistas, un filtro de autoría de RA es una gran manera de darse a conocer y atraer nuevos seguidores. 

Por ejemplo, el diseñador Junji Suzuki ha ideado una gran cantidad de máscaras con cabezas de animales. Hay lobos, cebras y rinocerontes.  La máscara, por cierto, parece muy realista. 

Y la diseñadora digital Johanna Jaskowska hace máscaras sobre el tema de la belleza artificial. Las más populares son Zoufriya y Blast.

El artista digital Alan Gregorio crea máscaras muy inusuales en su propio universo de fantasía digital. 

¿Qué efectos de RA hay disponibles para Instagram?

Debemos la capacidad de realizar efectos de RA a tecnologías como el reconocimiento de objetos o marcadores (por ejemplo, ciertas partes del cuerpo como la cabeza o la mano, o bien inscripciones e imágenes) y al desarrollo de la tecnología de programación visual implementada en el software Spark AR

Sin embargo, para la creación de máscaras complejas sigue siendo mejor contratar a un experto, o tener conocimientos de 3D y un mínimo conocimiento de JavaScript.

La cadena de desarrollo de efectos para Instagram es así: Idea > Prototipo > Spark AR > Subir a Instagram > Promoción.

Tanto si vas a hacer el desarrollo tú mismo como si piensas involucrar a profesionales, todo empieza con una idea, y para llegar a una, primero tienes que entender los tipos de efectos de RA.

Existen 5 tipos principales de efectos de RA y sus características:

  1. Efecto cara. El rasgo distintivo de este tipo de efectos es la fijación a la cara. Puedes cambiar el color y la textura, maquillarte, añadir un sombrero inusual, cambiar el fondo o ponerte una mariposa tropical en la nariz. 
  2. Filtros. Mientras que la categoría anterior de efectos sólo cambia la cara del usuario, ésta interactúa con todos los objetos del cuadro. Con la ayuda de los filtros se puede cambiar el esquema de color de la imagen, añadir ruidos, o brillos.
  3. Efectos de trabajo. Un formato muy potente, que permite hacer proyecciones 2D/3D incrustando los objetos creados en el campo de visión de la cámara sin vinculación a la cara de la persona, y el objeto virtual se situará automáticamente en el plano de la superficie. Por ejemplo, puedes poner un tigre en la alfombra de tu casa y grabar un vídeo. 
  4. Rastreador de targets. Este formato permite la proyección de objetos 2D/3D, sólo cuando se apunta a un marcador particular. Por ejemplo, si el código QR del paquete de galletas entra en el campo de visión de la cámara, es posible ver la animación del productor. 
  5. Minijuegos. Hacer juegos es lo más difícil, porque requiere trabajar con código, construir la lógica de la interacción, establecer disparadores y seguir la amplitud de los movimientos del usuario. Las mecánicas de juego más sencillas y comunes se basan en el control ocular y el tacto de pantalla.

¿Cómo promover los efectos de RA? 

Programa un lanzamiento y recuérdalo periódicamente.

Centrar la atención: por ejemplo, invitar a los suscriptores a adivinar el tema de la máscara y prometer después del estreno un interesante regalo a quien haya acertado.

Planifica su promoción:

  • Pide a tus amigos y conocidos con antelación que hablen de tu máscara en sus historias, inmediatamente después del lanzamiento. Y, preferiblemente, haz que tu «grupo de apoyo» utilice la máscara varias veces durante un período de dos o tres semanas. En esta fase, es muy importante mostrar a tus seguidores que tu máscara es interesante para la gente y que se utiliza activamente.
  • Encuentra a los blogueros y editores de máscaras adecuados y organiza publicidad o promoción cruzada. La publicidad nativa funciona mejor; cuando un bloguero, por ejemplo, se limita a contar a sus suscriptores algo interesante sobre su máscara.
  • En cuanto a la publicidad dirigida, Instagram no permite poner una foto/vídeo con una máscara aplicada (cuando está activa inmediatamente en un post); sólo se puede hacer a través del gabinete de publicidad de FB.
  • Tienes que pensar en un juego, un concurso, un reto con una máscara: tienes que hacer que los suscriptores publiquen una historia con tu máscara y un enlace a tu cuenta. Es importante pensar bien el tema y la motivación/recompensa. 

Y durante el concurso, asegúrate de volver a publicar contenidos generados por los usuarios con tu máscara (¡no olvides etiquetar a los autores!)

Los postes originales se publicaron en la página de la Prague Media School.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.