Útil post de nuestros colegas de la Prague Media School sobre cuáles son las principales ideas del pensamiento de diseño y cómo funciona en la práctica.

La idea del pensamiento de diseño fue formulada por primera vez en 1969 por el científico estadounidense Herbert Simon en su libro Science of Artificial Intelligence (Ciencia de la Inteligencia Artificial). A fines del siglo XX, este enfoque penetró en el diseño y la gestión y, a partir de allí, en todos los procesos empresariales humanos conocidos.

Las mayores marcas del mundo -Apple y Google, por ejemplo- utilizan activamente el pensamiento de diseño en su trabajo y las principales universidades, como Stanford y Harvard, lo enseñan a sus estudiantes.

Tim Brown, CEO y presidente de la empresa de diseño IDEO -la primera en hacer del pensamiento de diseño una doctrina oficial- dice que, aunque sus orígenes se encuentran en el mundo del diseño, el enfoque puede beneficiar a una amplia gama de profesionales: programadores, creativos, autónomos, empresarios, ejecutivos e incluso profesores.

La Interaction Design Foundation describe el fenómeno de forma muy sucinta:

«Una técnica mediante la cual se busca entender al usuario, refutar las conjeturas y repensar el problema, con la intención de encontrar soluciones alternativas no evidentes».

¿Qué tiene que ver esto con el diseño?

Tiene que ver con el hecho de que el campo del diseño es uno de los primeros en enfrentarse a la necesidad de pensar en el usuario en primer lugar. El pensamiento de diseño es un enfoque moderno y respetuoso con el medio ambiente que gira en torno a dos ideas muy importantes y relevantes: por una parte, que tu producto debe beneficiar realmente a la sociedad y, por otra, que no hay personas incapaces de ser creativas, sino estereotipos y miedos sociales que impiden disfrutar de tu trabajo y pensar de forma innovadora.

La idea principal que subyace a este enfoque es que, en el proceso de resolución de problemas empresariales, hay que partir de un profundo conocimiento de los problemas a los que se enfrentan los usuarios de tu producto o servicio. Esto implica tratar con fenómenos ambiguos y subjetivos como las emociones y las motivaciones.

A continuación, intentaremos ver cómo funciona el pensamiento de diseño en la práctica.

Primero una parábola: un desafortunado camión se quedó atascado bajo un puente. Los adultos, serios e importantes, empezaron a pensar cómo sacarlo: serrar el camión o desmantelar el puente, ambas opciones muy costosas. ¡Pero había que hacer algo! Por fortuna (como sucede en todas las parábolas), un niño al que le gustaban los camiones y los puentes pasaba en ese momento por allí.  Se detuvo, miró de cerca y sugirió: «¿Por qué no desinflamos simplemente los neumáticos?». Pues bien, el pensamiento de diseño te ayuda a convertirte tú mismo en ese chico, y no esperar hasta que él pase por el lugar.

El Instituto de Diseño de Stanford (STANFORD D.SCHOOL) considera que el pensamiento de diseño es un proceso que consta básicamente de 5 etapas:

  1. La empatía

El núcleo del pensamiento de diseño es la capacidad de comprometerse con las experiencias y los sentimientos de los demás para entender lo que realmente les importa. Este proceso tiene dos aspectos principales: el desarrollo de la propia inteligencia emocional y el aprendizaje de una metodología para desarrollar la empatía en los procesos empresariales.

Mapa de empatía – Por qué y cómo utilizarlo: https://www.interaction-design.org/…/empathy-map-why… 

  1. El enfoque

El propósito del enfoque es formular el problema que se buscará resolver en los siguientes pasos. Para ello, debes sistematizar la información que hayas recibido con ayuda de la empatía.

Etapa 2 del proceso de Design Thinking: Definir el problema e interpretar los resultados https://www.interaction-design.org/…/stage-2-in-the…

  1. Las ideas

Ahora estás listo para generar ideas. Apaga el pensamiento crítico y comienza una lluvia de ideas.  El objetivo es reunir enfoques innovadores para resolver el problema. Incluso los más tontos. Con una sonrisa en el rostro puedes dar el segundo paso y seleccionar las ideas más viables.

Etapa 3 del proceso de Design Thinking: Idear https://www.interaction-design.org/…/stage-3-in-the…

  1. Los prototipos

Incluso las mejores ideas pueden no ser viables en la práctica. En esta etapa se crean los prototipos más sencillos y baratos posibles. ¿Qué aspecto tendrá online? ¿A través de qué canales se difundirá? Bocétalo en un papel, para no estar demasiado apegado al resultado y ahorrar tiempo.

Etapa 4 del proceso de Design Thinking: Prototipo https://www.interaction-design.org/…/stage-4-in-the…

  1. Las pruebas

Cuando tu prototipo esté listo y estés contento con él, sólo restará recibir comentarios. Muestra la solución a tus usuarios, fíjate si pueden utilizarla y, si es así, cómo: a menudo resulta no ser lo que tú imaginabas, pero si tienes suerte, puede que incluso resulte mejor de lo que tú pensabas.

Los postes originales se publicaron en la página de la Prague Media School.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.